οἱ Πέρσαι προσέρχονται

Uno de los procedimientos más productivos en griego para la creación de palabras es la utilización de preposiciones como prefijos y preverbios. En la siguiente actividad ofrecemos un texto en el que reproducimos el itinerario de las huestes del rey Jerjes en su campaña contra Grecia, lo cual nos sirve también para tratar el tema de las guerras médicas y lo que supusieron para la historia de Grecia.

Como de costumbre, el apoyo visual de la imagen ayuda a la comprensión del texto y contextualiza el contenido.

1

Una vez leído el texto, y después de haber prestado la necesaria atención a la formación de verbos con preverbio y a su significado local, realizamos dos tareas en las que se trabaja la comprensión lectora y la expresión oral respectivamente. En la primera tarea, los alumnos deben dibujar en el mapa el recorrido que se explicita en el texto, mientras que en la segunda tarea tendrán que elaborar de manera oral el trayecto contrario al del texto con el mismo vocabulario que hemos trabajado, es decir, comenzando por el final para llegar al principio.

Como recordatorio y ayuda, ofrecemos al margen el significado local de las preposiciones que podemos utilizar y recordamos el régimen para cada una de ellas.

2

Convencidos de la importancia del enfoque léxico en la enseñanza de las lenguas, ofrecemos a continuación un ejercicio de vocabulario consistente en un crucigrama que, además presupone la comprensión cabal de las definiciones.

3

Por último, y siguiendo el enfoque léxico, proponemos una sencilla sopa de letras en la que se incluyen nada menos que 29 términos relacionados con el campo léxico de la guerra que ya se ha estudiado. Como colofón a la actividad, colocando en orden las letras sobrantes, podremos descubrir una frase en griego también relativa a este campo.

4

Anuncios

Πρὸς τὸν πόλεμον

El tema que ahora nos ocupa es el de la milicia, pertinente por la frecuencia con que aparece en los textos clásicos y su rico vocabulario. Nos servirá también para seguir avanzando en el paradigma de la tercera declinación, en plural, y ejemplificando los cambios fonéticos de los temas en oclusiva. Al mismo tiempo, introducimos, sólo en caso nominativo, el relativo.

Para ello ofrecemos una imagen con vocabulario del campo léxico y los comentamos. A continuación leemos los fragmentos en griego que explican esa misma imagen. Al margen de los textos contamos con unos esquemas sobre el relativo y los temas en oclusiva que servirán también de apoyo. Se trata de una actividad sobre todo de comprensión lectora con apoyo visual.

g1

Una vez que hemos trabajado el vocabulario y las estructuras léxicas y gramaticales anteriores, realizamos un ejercicio de expresión escrita en el que los alumnos tienen que cambiar de número gramatical las frases. Reforzamos así tanto el léxico como el uso del artículo y las novedades en el paradigma de la tercera declinación.

g2

Es recomendable también realizar otros ejercicios más mecánicos de reflexión gramatical, pero siempre dentro de un contexto que supla las deficiencias en la comprensión global de un texto. Un ejemplo sería esta tarea de elección múltiple en la que, para realizarla, se tienen que combinar conocimientos morfológicos, sintácticos y léxicos, pero dentro de una situación comunicativa.

g3

Y, como ejercicio de comprensión lectora, proponemos el siguiente, en el que se trata de combinar las frases de cada columna de manera que resulte un mensaje coherente y gramaticalmente correcto.

g4

En la siguiente sesión comenzaríamos repasando léxico y añadiendo nuevas palabras mediante una actividad de expresión oral: los alumnos deben describir las imágenes que ven. Después realizamos la actividad propuesta, en la que hay que asignar cada una de las frases de la primera columna a una de las imágenes y a continuación unirlas con las frases de la segunda columna para que resulten frases coherentes desde el punto de vista léxico y gramatical.

g5

Seguimos con actividades de comprensión, que en esta ocasión nos sirven para explicar más a fondo algunas particularidades fonéticas que, por su frecuencia y rendimiento, hay que tener en cuenta.

g6

Consideramos que estos cambios en el paradigma han de ser asimilados por los alumnos con la mayor naturalidad y sin demasiada complejidad teórica, más allá de la necesaria para entender el proceso de cambio. Para ello es recomendable, como ya hemos dicho, la realización de ejercicios más mecánicos de refuerzo.

No obstante, y dada la importancia que concedemos al enfoque léxico, es interesante que las tareas versen en gran medida sobre vocabulario y sobre su uso y comprensión. El siguiente es un ejemplo en el que imagen, texto y lectura se dan la mano.

g7

 

Βούλομαι ἄρτον πρίασθαι

Continuamos con el presente de los verbos en –μαι. Ahora estudiaremos las personas que nos quedaban por conocer y el infinitivo, al tiempo que trabajamos vocabulario y situaciones de la compra en un mercado de la antigua Atenas.

En primer lugar, ofrecemos con apoyo visual una serie de productos que, por su frecuencia en los textos clasicos y por el hecho de que no son extraños para los alumos, consideramos pertimentes. Seguidamente leemos un supuesto diálogo entre un vendedor del mercado y un cliente para que, a continuación, los alumnos, en interacción oral entre ellos y con el profesor, lo imiten con otros productos del listado utilizando adecuadamente las formas verbales del ejemplo y las desinencias nominales.

1

Una ver que conocemos la segunda persona del singular (de verbos atemáticos, por su regularidad), y el infinitivo, realizamos un ejercicio escrito en el que utilizaremos, dentro de un contexto determinado, la forma verbal que corresponda en cada caso. Como apoyo, disponemos en el margen de una pista del funcionamiento especial de los verbos atemáticos, temáticos i en -έομαι.

2

Como actividad de expresión escrita, proponemos un ejercicio en el que los alumnos, siguiendo el ejemplo, deben realizar la pregunta adecuada a la respuesta que aparece escrita, cambiando, cuando así lo requiera la propia pregunta, la persona del verbo principal.

3

Para finalizar este apartado y antes de seguir, ofrecemos una visión de conjunto de los verbos en –ω y en –μαι con el siguiente ejercicio en el que los alumnos deben reflexionar sobre las particularidades morfológicas.

4

Y ahora es el momento de aprender las personas restantes del paradigma. Leemos y explicamos unos textos en los que aparece nuevo vocabulario del campo léxico que nos ocupa y ofrecemos tres situaciones diferentes en un mercado que los alumnos tendrán que asociar a cada una de las letras que aparecen en la imagen superior. También trabajamos el conocido como “genitivo de precio”.

5

Para asimilar el vocabulario nuevo realizamos algunos ejercicios con imágenes que nos ayuden a retenerlo, como por ejemplo el siguiente, en el que tenemos que unir con flechas las palabras y las imágenes que las representan.

6

Y, para finalizar, elaboramos un ejercicio con el que tendremos una visión general de las diferentes variantes y personas de los verbos en –μαι.

7

Ἀνίσταμαι ἔωθεν

Vamos a empezar a estudiar los verbos en –μαι. Primero presentamos un texto en el que un esclavo cuenta su día a día, sus rutinas diarias. Hemos optado por este tema de vida cotidiana por varias razones: la primera, por la cantidad y variedad morfológica de verbos en –μαι de uso frecuente que nos son de utilidad al describir este tipo de acciones; la segunda, porque muchos de esos verbos se prestan a la distinción entre las voces media y activa; y, en tercer lugar, porque se trata de un tema cotidiano que se adapta muy bien al aprendizaje contextual y a las prácticas comunicativas.

El profesor, al leer el texto, va aclarando con gestos el significado de aquellas expresiones que los alumnos no entienden, hasta lograr una lectura comprensiva.

a1

Explicamos a continuación la existencia de estos verbos en –μαι, simplemente como si se tratara de una conjugación distinta. Después, a la primera persona del singular, que ya conocemos por la frecuencia con la que aparece en el texto, añadimos la tercera del singular y del plural y realizamos el siguiente ejercicio para asentar el vocabulario nuevo y familiarizarnos con el uso de este tipo de verbos.

a2

Seguimos reforzando la adquisición de vocabulario con este ejercicio en el que combinamos imágenes y expresiones que los alumnos tendrán que relacionar. Además de las imágenes en sí, también ayudarán al alumno la secuenciación de las mismas en un orden cronológico, los conectores del discurso y el vocabulario ya conocido.

a3

Ahora, los alumnos solos, pero bajo la supervisión del profesor, para ejercitar la comprensión lectora y asimilar definitivamente las personas verbales de estos verbos, realizan el siguiente ejercicio, en el que han de completar los huecos con las terminaciones adecuadas, siempre entendiendo la distinción entre verbos en –μαι/–ομαι/–έομαι, análoga a la que existe en los verbos en –ω/–έω.

a4

Una dinámica de grupo de comprensión oral podría ser la siguiente: el profesor elige un alumno o alumna del grupo y va diciendo distintas acciones que los alumnos tendrán que reproducir con mímica, gestos, posturas, etc. Cuando el verbo esté en tercera persona del singular, solo el alumno o alumna elegido realizará la acción; si está en tercera del plural, lo hará todo el grupo. Quien no lo haga correctamente es eliminado hasta que queda uno.

Y, por último, como actividad de expresión escrita, los alumnos deberán elaborar un texto narrativo. Una opción es escribir 5 frases sobre sus rutinas y las mimas 5 frases aplicadas a otra persona, de manera que se alternen la primera y la tercera persona (por ejemplo: ἐγὼ ἀνίσταμαι ἔωθεν – ὁ αδελφός μου ἀνίσταται μεσημβρίας). Otra opción sería escribir un resumen de diario en el que describa lo que hacen durante el día el autor y otra persona cercana.

 

Τί ἡδέως μανθάνεις;

Continuamos aprendiendo griego con el telón de fondo del sistema de enseñanza en la Atenas clásica. En primer lugar, repasamos con preguntas fáciles el vocabulario de la escuela que ya hemos aprendido.

Con unos breves textos ofrecemos nueva información, nuevo vocabulario y repasamos la flexión de los masculinos de la primera declinación. Seguidamente contestamos unas preguntas referidas a cada uno de los textos que acabamos de leer para evaluar la comprensión lectora.

blog1

blog2

Preparamos como ejercicio de comprensión y expresión un diálogo a partir de preguntas y respuestas que tengan una estructura sintáctica sencilla. Se trata de que los alumnos puedan componer frases cortas y gramaticalmente correctas con el uso repetitivo de estructuras (por ejemplo, el uso del acusativo como complemento del verbo y del nominativo con el verbo εἰμι).

blog3

Para asimilar los nuevos contenidos, realizamos unos ejercicios, el primero de ellos tendente a repasar el vocabulario y las expresiones nuevos.

blog4

En un segundo ejercicio, el objetivo es ordenar las frases que encontramos desordenadas. La clave está en comprender los adverbios y expresiones temporales, que secuencian la acción, y en la distinción entre las construcciones de παρά + Ac. (lugar a dónde) y παρά + Dat. (lugar en dónde). Fijamos así, además del léxico contextualizado, otros conocimientos trabajados a lo largo de la unidad (declinación de los masculinos de la primera declinación, preposición μετά + Ac., etc).

blog5

El siguiente ejercicio de comprensión lectora está diseñado para que los alumnos asignen un adjetivo a los enunciados sobre situaciones propias del contexto escolar.

blog6

Un último ejercicio nos servirá para fijar nuevas expresiones a través de la identificación de imágenes.

blog7

Y, como no podría ser menos, al acabar el tema sería oportuno que los alumnos escribieran un pequeño texto en el que narraran,por ejemplo, “un día en la vida del estudiante”.

No dejamos de insistir en la conveniencia de alternar actividades diversas que nos sirvan para evaluar no solo la comprensión lectora, sino también la comprensión oral y la expresión oral y escrita.

ἐν τῷ διδασκαλείῳ

Una vez que conocemos los paradigmas básicos de las dos primeras declinaciones, seguimos avanzando y presentamos los nombres masculinos de la primera declinación en –ης, como μαθητής. Para comenzar, introducimos algunos términos relacionados con el mundo de la educación en la antigua Grecia, que será el tema cultural que destacaremos en las próximas lecciones, y presentamos una escena sencilla en que el maestro habla con un alumno.

Después de leer y entender el texto, los alumnos contestan por escrito a unas preguntas sobre la información contenida en la escena.

9.1

Seguimos leyendo sobre la instrucción en la Atenas clásica y asimilamos vocabulario nuevo fácilmente deducible por el contexto y por pertenecer a la familia léxica de terminología que ya sabemos.

9.2

Y proponemos un ejercicio para trabajar las expresiones que hemos aprendido y ponerlas en su contexto. Se trata de ofrecer esas expresiones junto a unas viñetas con los bocadillos en blanco, en los que se deberán insertar las expresiones correctas.

9.3

Repasamos el nuevo paradigma morfológico que hemos aprendido, poniéndolo en relación con los que ya conocíamos:

9.4

Y, finalmente, realizamos un ejercicio para acabar de discernir en su contexto el significado del vocabulario adquirido, tachando el sintagma que semánticamente no se adecua a la frase.

9.5

ἐπὶ τὸ δεῖπνον

Como ya conocemos el acusativo y también hemos aprendido a expresar el lugar “en dónde” (ἐν, ὑπό, παρά + dativo) y “de dónde” (ἐκ, ἀπό + genitivo), es hora de dar un paso más y tratar la expresión de la dirección, el lugar “a dónde” (εἰς, πρός, ἐπί + acusativo).

En primer lugar, presentamos un escueto diálogo y unas preguntas al respecto, para tratar de diferenciar la expresión de los tres tipos de lugar, incidiendo en los adverbios interrogativos, en el valor semántico de las preposiciones y en el caso de los sustantivos.

deipnon1

Una vez introducidos los conceptos, realizamos una dinámica oral con los alumnos consistente en dar órdenes que han de ejecutar en el aula, del tipo ἐλθὲ/ἔλθετε ἐκ τῆς τραπέζης πρὸς τὴν θύραν, repasando a la vez vocabulario ya aprendido o incorporando nuevas palabras en caso de considerarlo necesario.

Es importante que los estudiantes memoricen determinadas secuencias sintácticas por el uso, y por eso la continua repetición de determinadas expresiones ayuda a fijar esas secuencias en la memoria. Merece, por tanto, la pena invertir tiempo en la interacción oral ya desde el principio de la tarea.

Con las dudas resueltas y los conocimientos afianzados, leemos un texto en el que insistimos en las construcciones de lugar, al tiempo que presentamos el valor semántico de los verbos de movimiento con preverbios. También nos da pie a hablar sobre la institución del simposio en la Grecia clásica. Seguidamente realizamos un ejercicio de comprensión lectora con preguntas sobre el texto para que respondan con las expresiones correspondientes y con la ayuda visual de las imágenes al margen.

deipnon2

Hacemos ejercicios de afianzamiento de estos conceptos, como por ejemplo de elección múltiple…

deipnon3

… y, por último, de expresión escrita. En este caso aprovechamos los anteriores ejercicios de elección múltiple para proponer dos opciones: describir un viaje por las ciudades de Grecia o un itinerario por una ciudad griega. De nuevo rescatamos por campos léxicos vocabulario ya aprendido para repasarlo.

ὁρᾷς τὴν οἰκίαν μου;

Continuamos nuestro periplo por los vericuetos de la lengua griega viendo cómo podía ser la casa de un ciudadano ateniense de cierto nivel socioeconómico. Presentamos una sencilla imagen con las estancias más representativas de la casa y un pequeño diálogo al respecto. Utilizamos el verbo ὁράω para repasar los verbos en –αω, que hemos estudiado en último lugar, e introducir el objeto afectado por la acción del verbo en acusativo en singular.

9.1

Entablamos una conversación con los alumnos con una serie de preguntas sobre la imagen y las estancias, siguiendo el modelo del diálogo. Hacemos hincapié en que con este verbo cambian tanto el artículo como los sustantivos que constituyen el objeto afectado.

Para reforzar el diferente uso del nominativo y el acusativo e insistir en el aprendizaje de vocabulario, hacemos el siguiente ejercicio de completar huecos:

9.2

Luego leemos un texto en el que aparecen este tipo de distinciones entre los usos del nominativo y el acusativo. Una mujer griega nos explica cómo es su casa y cómo su situación social estaba ligada a ella, lo cual nos da pie a tratar el tema de la situación de la mujer en la Grecia antigua.

9.3

También hacemos que los alumnos se expresen oralmente contestando a las siguientes preguntas:

9.4

Después de presentar más vocabulario relativo a la casa (muebles, etc.) realizamos el siguiente ejercicio cambiando el número gramatical del acusativo de singular a plural y familiarizándonos con otros verbos que rigen un acusativo.

9.5

En estos momentos en cuando a muchos profesores les invade la duda de si explicar qué son los verbos transitivos y la función sintáctica de complemento directo, pero no es necesario si los alumnos entienden ese funcionamiento concreto de la lengua griega, flexiva como es. El hecho de estudiar también latín les ayudará a comparar ambos idiomas y entender mejor los dos.

En el caso de que algún estudiante llegue a sus propias conclusiones sobre la relación entre el caso acusativo y la función de complemento directo, tanto mejor, pero no es un requisito indispensable el análisis sintáctico permanente para entender los textos.

Como colofón, podemos pedir a los alumnos que describan de manera oral imágenes de casas, antiguas o modernas, y finalmente elaborar por escrito una sencilla descripción de su propia casa haciendo uso de los recursos aprendidos, en especial los verbos ἔχω y ὁράω con acusativo y los verbos εἰμι y ἔνειμι con nominativo.

Ἐν τῇ ἀγορᾷ

Nos disponemos a recordar el uso del dativo con la preposición ἐν, al tiempo que añadimos otras dos preposiciones (παρά y ὑπό) y los adverbios ἄνω y κάτω. De esta manera, aprendemos a situar objetos o personas en el espacio de una manera sencilla y reforzamos el uso del dativo con preposición de forma oral.

8.1

Después de haber practicado oralmente, es conveniente realizar ejercicios escritos en los que los alumnos tengan que discriminar las desinencias del dativo, tanto en singular como en plural y en los tres géneros, tras estas preposiciones. Igualmente les ha de quedar clara la diferencia entre los conceptos de adverbio y preposición, evidentes en el uso diferenciado de κάτω y ὑπό.

Continuamos con más conceptos espaciales, en este caso los adverbios ἐνθάδε, ἐνταῦθα, ἐκεῖ, y aprovechamos la coyuntura para explicar elementos de realia relacionados con la vida griega en la época clásica: el ágora, la situación de la mujer, etc. Para ello hemos elaborado un pequeño texto con el apoyo de una imagen que ayude a deducir el significado de las nuevas palabras que van apareciendo:

8.2

Reforzamos seguidamente los nuevos conceptos con un sencillo ejercicio de completar huecos. De esta manera tratamos la comprensión lectora –los alumnos deben encontrar en el texto anterior la información pertinente– y repasamos algunos contenidos gramaticales (uso del dativo con ἐν y del genitivo con ἀπό; principales partículas y pronombres  interrogativos: ποῦ, πόθεν, ποῖος, πόσος, ἆρα).

8.3

Es un buen momento para que los alumnos realicen algún tipo de ejercicio escrito de creación (una sencilla redacción descriptiva, por ejemplo), en la que utilicen las nuevas herramientas de que disponen (preposiciones y adverbios de lugar, vocabulario, etc.). Sería una buena idea que la redacción versara sobre lugares reales y cercanos a ellos.

Χρὴ μὴ βοᾶν

Una vez que se han trabajado en clase los verbos εἰμι, temáticos y “contractos” en –έω y –άω (los verbos en -όω, por su mayor complejidad y menor frecuencia, los dejamos para un nivel más avanzado), repasamos los verbos en –άω con un ejercicio:

No creemos necesario –al contrario, supone a nuestro entender una información de fonética histórica no adecuada al nivel del alumnado- la explicación del complejo sistema de contracciones del verbo griego. Los alumnos pueden aprenderlos como una especie de sistema de conjugaciones que les será más familiar por la similitud con el español u otras lenguas románicas. Hay que destacar que la correcta acentuación (sobre todo en la expresión oral) ayuda sobremanera a fijar la pertenencia de los distintos verbos a uno u otro paradigma.

Y a continuación pasamos a explicar el uso del infinitivo de todos los verbos aprendidos en expresiones de obligación con δεῖ y χρή.

Practicamos la perífrasis de obligación con infinitivo haciendo los siguientes ejercicios:

Finalmente hacemos un ejercicio de recapitulación sobre la morfología de los verbos en presente de indicativo y en infinitivo: